somos drs

Somos Dre’s

Plasticos-Rex Somos una sociedad de doctores cirujanos plásticos que amamos quitar eso que no les agrada de su persona a aquellos con las posibilidades de hacerlo, si deseas ponerte senos haz llegado al lugar correcto, si quieres quitarte el pelo […]

Read More
Contacto

Saca Cita

Antes de sacar una cita te recomendamos que le des una leída a nuestro aviso de privacidad como a nuestra historia, estamos abiertos a cualquier critica consejo, esperamos con ansias tus mensajes, infórmate, que tengas un buen día.

Read More
cruz

Sociedad

La cirugia plastica: La asociación de doctores de la “Sociedad Plastica” y toda la información que se manejara dentro de esta pagina y este blog debera tratarse como la opinion de los que aqui laboramos, aunque somos expertos en el […]

Read More
Seguridad

Seguridad

Aviso de Privacidad El presente documento constituye el Aviso de Privacidad para efectos de lo dispuesto en la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares (la “LFPDP”) y las disposiciones que emanan de ella o […]

Read More
Latest Blog

Los autos blindados

 

Cuando pienso en seguridad, como mortal inmediatamente se me viene a la mente la seguridad de mi familia y mi casa.

Y me refiero como mortal, porque no soy una figura pública ni tengo grandes fortunas. Me imagino que para estas personas la seguridad va mucho más allá que sólo adquirir un seguro de auto, casa o vida.

Ellos recurren a cosas mucho más sofisticadas, como el contratar a guardias personales, adquirir circuitos cerrados de alta seguridad en sus compañías, oficinas y casas. Contar con diversos tipos de seguros que amparen todo lo que tienen. Comprar autos blindados seminuevos, nuevos o rentarlos y a lo mejor me pierdo algún otro medio a lo que recurren.

Tocando el punto de los autos blindados, hace poco mi hijo me consultó de qué están hecho estos autos y buscando la respuesta nos encontramos que son tres elementos fundamentales que considerar para regenerar un auto normal y convertirlo en un blindaje total, veamos:

blindaje

Los cristales: Los cristales se convierte en blindados cuando éste se compone por varias láminas de vidrio. Entre cada lámina se van intercalando diversos materiales como el polivinilo. Estas capas se funden entre sí utilizando una elevada presión, misma que impide que se separen las capas entre sí. A todo este proceso se le conoce como laminación y de acuerdo al número de capas es como recibe el nombre. Por ejemplo, si tenemos un grosor de 21 mm se está protegiendo de impactos balísticos de armas cortas; por el contrario, si tenemos hasta un grosos de 80 mm, entonces puede soportar impactos de armas con calibre .50 BMG.

Acero Balístico: se identifica como balístico por el grosor que se llega a utilizar para forrar un auto blindado y de acuerdo al nivel de dicho blindaje es el grosor. Por ejemplo, a partir de 1/8 de pulgada logra soportar impactos balísticos de armas cortas, si tenemos hasta 1/2 pulgada se podrá soportar impactos de calibre .50 BMG.

Fibras especiales: El Dyneema o Tensylon son fibras de polietileno de alto rendimiento. Su fabricación se realiza a través de un proceso de bobinado con gel, el cual maximiza su fuerza y aportan un peso mínimo con una resistencia 15 veces superior a la del acero. Al utilizar estas fibras se logra disminuir el peso de los blindajes en niveles altos.

Otra fibra especial es el Kevlar que es una poliamida que consiste en largas cadenas de poliparafenileno tereftalamida, que es una molécula que soporta temperaturas altas. Con este material se pueden construir equipos más ligeros y resistentes, llegando incluso a ser 5 veces más fuerte que el acero. Es una fibra ideal para el nivel de blindaje 3.

También se usa para proteger el piso para ataques contra granadas de fragmentación, dejando pasar la onda explosiva y permite atrapar el total de las esquirlas.

Después de leer los materiales, me deja en claro lo difícil que sería considerar el tener un auto blindado, no por su costo, sino la razón para adquirirlo. En fin, así las cosas.

read more

Razones por las que los universitarios necesitan auto

La etapa universitaria puede ser una de las más interesantes y memorables que nos toque vivir. Para mí, fue la época en que conocí a los auténticos amigos, con los que compartí problemas, inquietudes, fiestas y largas horas de clase. También fue el momento en que la escuela dejó de ser una obligación –insufrible a veces, por todas las materias que debía tomar aunque no me gustaran–, y se convirtió en un reto que asumía gustoso. No exagero al afirmar que las mejores experiencias de mi vida adulta se relacionan de algún modo con mis días de universitario.

Con ello no quiero decir que todo fuera sencillo en esa época. Como adulto, ya tenía la responsabilidad de pagar mis gastos, al menos los más elementales, como el transporte y los materiales de la escuela; también soñaba con independizarme, para contar con mi propio espacio y, por supuesto, quería divertirme con mis recién hallados amigos. Pero como universitario, mi principal obligación eran los estudios, así que sólo podía mantener un trabajo de medio tiempo para cubrir las necesidades básicas. La independencia tuvo que esperar todavía unos años.

Estudios en México

Otro de los problemas que mis amigos y yo padecíamos con frecuencia era el de los traslados. La mayoría vivíamos lejos del campus universitario y el transporte público de la ciudad no era de lo mejor. Por más que nos esforzáramos, a veces era inevitable llegar tarde y las cosas podían tornarse aún más complicadas cuando necesitábamos llevar proyectos y maquetas (estudiábamos arquitectura, así que ese tipo de trabajos estaban a la orden del día).

Así fueron las cosas, hasta que un amigo tuvo la idea de buscar planes de autofinanciamiento y comprar un auto barato que pudiéramos compartir. Con su trabajo y el apoyo de algunos familiares, él pagaba las cuotas mensuales y el grupo de amigos cooperaba para la gasolina, el mantenimiento y los gastos adicionales que se pudieron presentar. El “colectivo Arquitectura – Centro Histórico” (bautizamos a nuestro vehículo, en honor a la ruta que recorríamos) nos garantizó la movilidad durante toda la carrera y nos hizo amigos de por vida. Cada quien ha seguido su camino, algunos con auto y otros sin él, pero todavía nos conectan los recuerdos de las experiencias que vivimos gracias a ese proyecto colaborativo para facilitarnos el transporte.

Hoy existen muchas razones para desaconsejar la compra de nuevos vehículos (la contaminación, los embotellamientos, los problemas económicos). Pero ante la falta de una mejor alternativa, los universitarios pueden aprovechar las ventajas de comprar y compartir auto. Estas son algunas de las razones.

Transportar proyectos y materiales

En muchas licenciaturas es necesario elaborar maquetas, prototipos y diseños, o bien se ocupan materiales que deben trasladarse con mucho cuidado para que no se dañen. Compartir auto con tus compañeros de equipo te dará la tranquilidad de que tus trabajos llegarán sin magulladuras.

Llegar a las primeras clases y regresar de las últimas

Entrar a clase a las 7 de la mañana puede ser un verdadero tormento si vives a hora y media de la universidad. Lo mismo sucede cuanto tu última clase termina a las 9 de la noche. Un auto te facilita el llegar al tiempo y te garantiza que tendrás cómo regresar.

Aprovechar las bibliotecas hasta el último minuto

Sobre todo en las semanas de exámenes y entrega de trabajos, es tranquilizante saber que puedes trabajar hasta muy tarde y que al final de la jornada tienes el transporte asegurado.

Asistir a prácticas y viajes de estudios

Aunque muchas veces la universidad proporciona el trasporte para las actividades académicas, no está de más contar con un respaldo.

Viajar e ir de fiesta

En la universidad se planean los mejores viajes y fiestas. Muchos hicimos los primeros viajes con amigos en esa época y gracias a nuestro auto compartido, recorrimos lugares que de otra forma resultarían inaccesibles. También fue por el coche que pudimos disfrutar de fiestas y conciertos que terminaban de madrugada. Eso sí, hay que ser muy precavidos y evitar cualquier distracción al volante.

read more

Por qué nos gustan las selfies

 

No soy gran entusiasta de las selfies. Será que mis brazos no son demasiado largos o que mi smartphone no es tan inteligente después de todo, pero el caso es que nunca logro ese ángulo perfecto, en el que mi figura se vea más o menos proporcionada y el paisaje de fondo se aprecie aunque sea un poco. Pero hay personas que tienen verdadero talento para eso del autorretrato y consiguen sacarle provecho a la inevitable cercanía de la cámara.

Según Dani Mateo, columnista de El País, esa maestría para tomar selfies se logra cuando el sencillo acto de hacerse una foto se vuelve un placer, una forma de disfrutar el momento a solas y hasta de reconocer que, la verdad sea dicha, no está uno tan mal. Otro aspecto loable de la selfie, de acuerdo con el mencionado autor, es que resulta una experiencia liberadora. Una foto así puedo tomarla donde quiera, junto a quien guste y haciendo los gestos que me nazcan; después, le aplico los filtros más espectaculares, la comparto con quien yo decida y si se me antoja, ordeno unas impresiones digitales por internet. Qué diferencia entre el absoluto control de la propia imagen que garantiza la selfie y la tiranía bajo la que podemos quedar en las fotos que nos toman otros (“Párate ahí”, “Los niños adelante”, “No vayas a cerrar los ojos”, “Sonrían”).

Funny Selfie

Yo añadiría que al tomar el poder autorretratarnos en cualquier parte y sin el menor pudor también conquistamos la seguridad de ningún extraño al que pidamos el favor de que nos haga una foto saldrá corriendo con nuestra cámara. Gran ventaja para el que viaja solo y en otros tiempos debía conformarse con mostrar edificios, monumentos y paisajes campiranos en sus álbumes de vacaciones.

Reflexiones como las anteriores casi me animan a ensayar mi mejor sonrisa, colocarme ante un escenario fascinante (aunque sea una panorámica de la ciudad desde la azotea de mi edificio) y hacerme una foto merecedora de una impresión Insta-arte. Después de todo, qué mejor forma puede haber para sentirse en armonía con uno mismo y hasta contento con la propia apariencia.

Pero aún hay algo, cuya naturaleza no sabría precisar, que me impide sentirme completamente cómodo en medio de esa tendencia que a casi todos encanta. Quizá se trate de una cuestión generacional, como señala Mateo, aunque lo cierto es que hasta mis abuelos se toman selfies en sus paseos. También puede ser un asunto de autoestima, que me impide sentirme digno del pequeño auto-homenaje implícito en este tipo de fotografías. O será que, de hecho, sí prefiero los paisajes y las joyas arquitectónicas en mis álbumes de viajes; a mí puedo verme cualquier día en el espejo, pero cuándo volveré a contemplar los acantilados irlandeses o la selva lacandona en su pura e incorruptible belleza, si no es en una foto.

En fin, tal vez un día ingrese a este ámbito de nuestra sociedad plástica, tal como un día me animé a cambiar el teléfono que sólo servía para hacer llamadas, por éste, que hasta me permite actualizar el blog. Entretanto y en las raras ocasiones en las que quiero salir en la foto, aún me arriesgo a solicitar que alguien más la tome.

read more

A los quince

Es el sueño de muchas jovencitas o la primera de variadas fuentes de incomodidad social. Un importante rito de transición o un mero pretexto para celebrar en grande. Manifestación de las costumbres heredadas de otros tiempos o reflejo de los vaivenes de la moda. La fiesta de los Quince Años puede ser un poco de todo eso y algo más.

Sus orígenes son difíciles de precisar, aunque quizá sean tan universales como el simple y natural hecho de envejecer. La mayoría de las civilizaciones antiguas concibieron rituales y ceremonias para marcar etapas significativas del ciclo vital, como el despertar de las capacidades reproductivas en las mujeres. Probablemente, las modernas fiestas de Quince Años tengan reminiscencias de celebraciones ancestrales relacionadas con este último aspecto, de ahí que se conmemoren a una edad que marca el inicio de la adolescencia.

Latinoamérica es la región del mundo en donde la tradición de festejar en grande a las quinceañeras tiene mayor arraigo. Fuentes como la Wikipedia señalan que la costumbre pudo llegar con los colonizadores europeos. Las clases privilegiadas de las sociedades francesa y española, en los siglos XV y XVI, organizaban suntuosas fiestas para presentar a las “señoritas casaderas”; no había una edad precisa para la celebración, pero los quince años eran un momento más que razonable para comenzar la búsqueda de pretendientes.

Festejo quinceañera

 

Las características de la fiesta se han transformado con el tiempo y varían de un país a otro. En lugares como México, la celebración tiene fuertes connotaciones religiosas y el oficio de la misa suele ser tan importante como el festejo que le sigue. En países como Argentina, Bolivia o Perú, el evento es una oportunidad para estrechar los lazos familiares. La formalidad y los excesos caracterizan a la mayoría de las celebraciones, aunque en algunos casos se imponen la elegancia y las tradiciones y en otros la ostentación o las tendencias de moda. El banquete y el baile son otros de los elementos comunes y también pueden llevarse a cabo de muy distintas formas. Hay quienes prefieren la elegancia del vals y el buen gusto de la cocina gourmet, mientras que otros prefieren platillos y ritmos típicos o populares, como las parrilladas para eventos y las cumbias o salsas.

Como ya mencionábamos, la fiesta de Quince Años marca una etapa de transición de la infancia a la adolescencia, o incluso a la vida adulta. Diversas costumbres y rituales que forman parte del festejo en varios países destacan la importancia de esa transición y de manera sutil o divertida señalan lo que la sociedad espera de la joven quinceañera.

Estas son algunas de las costumbres que todavía se practican.

El cambio de zapatillas

En Colombia, Ecuador, Venezuela y algunas regiones de México, la quinceañera combina su vestido de gala con un calzado que de entrada resulta impropio para la ocasión; puede tratarse de un par de tenis o unos zapatos de niña, que chocan con el atuendo y la apariencia general de señorita. Antes del primer baile, el padre de la joven o algún otro familiar cercano cambia el calzado por un par de zapatillas de tacón. De esta forma se representa la salida de la infancia y el inicio de una nueva etapa que, si bien no es de plena madurez, sí se asume como una preparación para las responsabilidades y deberes de la vida adulta.

El último juguete

Otro de los detalles con los que se simboliza el final de la niñez y al mismo tiempo se trata de preservar la inocencia y el encanto que se le atribuyen, es el obsequio del último juguete. Por lo general es la madre quien presenta el regalo, que puede ser una muñeca o un peluche. Con ello se espera que la quinceañera guarde un recuerdo feliz de la etapa de su vida que está por dejar atrás.

Las quince velas

En Colombia, Ecuador o Venezuela, una fiesta de Quince Años no puede considerarse como tal si la homenajeada no presenta las quince velas (o rosas, en algunos casos). No han de confundirse con las que se colocan en el pastel de cumpleaños. Estas velas son pequeños tributos que la adolescente entrega a quince personas, las que más le han apoyado y acompañado durante los primeros años de su vida. Padres, hermanos, amigos o hasta los primeros amores; la festejada es quien elige a los destinatarios y al entregar las velas da muestra de la gratitud que deberá cultivar y mostrar como adulta.

read more

Sobrevivir en el siglo XXI

Todo lo que aprendieron nuestros padres o abuelos, ya fuera en las clases o en la escuela de la vida (cuyas fiestas de egresados son siempre un velorio, según Mafalda), los capacitó de mejor o peor manera para sobrevivir a su época. Con esfuerzo y sacrificios o a paso tranquilo y relajado desarrollaron una profesión, consiguieron trabajo, formaron una familia y, en el mejor de los casos, aseguraron su futuro. Una formación, académica y experiencial, que permite lograr todo eso puede calificarse, por lo menos, como suficiente; yo diría que incluso puede considerársele muy adecuada. Pero ¿bastaría para satisfacer todas las demandas de la sociedad actual?

Dado que muchos miembros de la generación de nuestros padres o abuelos participan de distintas formas en la sociedad contemporánea, es obvio que su experiencia continúa sirviéndoles. Pero también es cierto que los más jóvenes ya no aprenden lo mismo, ni de la misma forma, porque requieren de otras habilidades y aptitudes para desenvolverse en el mundo que les ha tocado y les tocará vivir.

En mis tiempos de estudiante, las cursos de inglés para escuelas eran todo lo que hacía falta para estar lo suficientemente formado en el conocimiento de una lengua extranjera. Hoy, el dominio de este idioma es un saber elemental, que difícilmente marca una distinción, porque se asume que todos deben tenerlo. Con toda la información y tecnologías disponibles para aprender infinidad de idiomas, es normal esperar que las personas hagan el esfuerzo de sumar el francés o el alemán a la lista y que, de ser posible, se aventuren con el chino.

Estas son otras de las habilidades y conocimientos que se requieren para sobrevivir en el siglo XXI y que no necesariamente se adquieren en la escuela, aunque también son necesarios para desarrollarse en ella.

 

Manejo de dispositivos electrónicos

Las nuevas generaciones crecen con ellos y aprenden a usarlos tan rápido como, o incluso antes que, los miembros de su cuerpo. Y no sólo se trata de manejar cada dispositivo de manera independiente, sino de saber combinarlos para sacarles el mayor provecho. En un mundo en el que la calidad de la información es tan importante como la rapidez con la que se obtiene y se comparte, el dominio de los dispositivos electrónicos y las tecnologías de comunicación es fundamental.

Dispositivos Electronicos

Interacción en redes sociales

Se dice que las redes sociales desplazan y desvirtúan la “comunicación auténtica”. Pero el hecho es que constituyen una nueva forma de comunicación, la cual, en muchos de los casos, complementa y amplía lo que sucede cuando no se está en línea. Las redes tampoco limitan la socialización y quizás no hacen mucho para favorecer a quien tenga problemas con ella, pero sí le imponen nuevas exigencias. Para integrarse a una red social también es necesario seguir códigos y etiquetas, de los cuales depende el éxito o el fracaso de la interacción.

Desarrollo de identidades

La participación en redes sociales supone la creación de perfiles que no siempre coinciden con la identidad que se muestra fuera de ellas. De hecho, no es necesario que lo hagan. La creación de un perfil en línea brinda la oportunidad de mostrar otros aspectos de la personalidad e incluso abre las puertas al juego y la invención. Esto no tiene por qué tomarse como señal de una conducta inadecuada o una distorsión de la personalidad. Muchas personas pueden vivir con estos “juegos”, sin perder la noción de quiénes son; por el contrario, encuentran en ellos otras formas de expresarse y de fortalecer la personalidad auténtica.

Uso de información, conocimientos y soportes virtuales

Para quienes crecieron y se formaron con las nuevas tecnologías, es de lo más normal leer, compartir y almacenar información “en la nube”. El prescindir de soportes físicos no se percibe como una carencia, sino como un ahorro. Para quienes debieron adaptarse a esta nueva forma de acceso y manejo de la información todavía puede ser un reto en abandono del papel, las impresiones o los archivos físicos. En cualquier caso, cada vez resulta más necesario el tratar con grandes cantidades de información y contenidos sin que haga falta contar con pruebas físicas de su existencia.

¿Qué otras habilidades añadirían a la lista?

read more

Si viviera Sansón

Todos conocemos el relato bíblico de Sansón y Dalila, por lo menos la parte en que la mujer filistea corta la cabellera del héroe, despojándolo así de su fuerza. No es el único caso en que la virilidad, el vigor y el atractivo físico se relacionan con una abundante mata de pelo. Héroes celtas, griegos o nórdicos son descritos y representados con largas cabelleras y barbas. Y aun en nuestros días, el cabello fuerte y brillante es sinónimo de salud y juventud, mientras que la caída del mismo o la aparición de las temidas “entradas” son signos del inclemente paso del tiempo.

vikingo

Sea por su relación con creencias y tradiciones religiosas o porque, en efecto, puede ser un reflejo del estado de salud, el cabello es un elemento determinante de la imagen personal. Incluso ha sido un vehículo de expresión ideológica. En la década de los sesenta, la cabellera larga fue uno de los emblemas de la rebeldía masculina, mientras que el pelo pulcramente cortado y peinado permitía identificar a los “buenos muchachos”.

A causa del ancestral y constante vínculo entre el pelo y las características fisiológicas que más se atesoran –principalmente juventud, fuerza y belleza–, la calvicie es uno de los problemas que más preocupan a los hombres y aterran a las mujeres, por lo menos desde el punto de vista estético. De ahí que se haya planteado una gran variedad de soluciones para prevenir o controlar la caída del pelo, desde los remedios caseros hasta procedimientos quirúrgicos como el implante de cabello. En todos los casos se busca conservar ese símbolo de vitalidad y huir de las connotaciones negativas de la calvicie (vejez, debilidad o falta de atractivo).

Sin embargo, en las últimas décadas ha ganado fuerza la tendencia contraria, es decir, la de asumir la calvicie y lucir con orgullo una cabeza completamente libre de pelo. De acuerdo con un estudio desarrollado en la Universidad de Pensilvania, los hombres completamente calvos tienden a percibirse como más fuertes, autoritarios e incluso dominantes. Al ver dos fotografías de un mismo hombre, una en la que aparecía con pelo y otra en la que se encontraba rapado, los participantes en el estudio tendieron a describir como más fuerte o imponente al hombre sin pelo.

El investigador a cargo, Dr. Albert Mannes, explica este comportamiento con base en los símbolos de virilidad que comenzaron a imponerse a partir del siglo XX; los soldados, los deportistas de alto rendimiento y los hombres rudos del cine o la televisión aparecieron con más frecuencia como personajes con el pelo muy corto o de plano, rapado. Así fue quedando atrás la imagen del guerrero con larga cabellera.

Otra posibilidad, de acuerdo con Mannes, es que las personas admiraran en los hombres calvos la seguridad de mostrarse tal cual son. En vez de ocultar las entradas con injertos o añadidos, preferían despojarse del cabello restante, para demostrar que no por ello perdían virilidad o confianza. Si viviera Sansón, tal vez tendría que agradecerle a Dalila por despojarlo del símbolo de su fuerza, pues así habría probado que un hombre no es tal por lo que lleva sobre la cabeza, sino por lo que tiene dentro de ella.

Pero, como dicen por ahí, en gustos se rompen géneros. Quien no se resigne al apodo de “poco pelo” y no encuentre muy atractiva la cabeza rapada tiene opciones para volver a lucir un cabello sano. Gracias a expertos en dermatología, como los de Fuera Calvicie, que se mantienen al día con los avances de la ciencia, hoy cada cual puede elegir cómo y mediante qué elementos quiere expresar la fuerza de su carácter.

read more

La magia de Ciudad Satélite

Una de las zonas más emblemáticas del Estado de México es sin duda Ciudad Satélite, ubicada en el municipio de Naucalpan de Juárez. Concebida por allá de 1954 por los arquitectos mexicanos Mario Pani y José Luis Cuevas. En aquélla época vivir fuera de las zonas aledañas del Distrito Federal, justo en esa zona era un tanto “impensable”.

Ante este reto, fue uno de los proyectos de urbanismo mexicano más importantes y ambiciosos del siglo XX: “la ciudad fuera de la ciudad”.

Después de un tiempo y a partir de 1957, llegaron los primeros habitantes de la zona arribando a una ciudad que, en la medida de lo posible se entregaba funcionando.

Torres de Satelite

Junto a este magno proyecto se unió el concepto arquitectónico de Las Torres de Satélite, que al pasar el tiempo se ha convertido en el ícono principal y predominante de la zona. Estas Torres son obra de Luis Barragán, Chucho Reyes y Mathias Goeritz y ¿sabías que en un principio eran rojas y no de colores como ahora lucen?

Ante la distancia para llegar a esta “lejana ciudad” se creó una vía rápida que partía desde la Fuente de Petróleos, de la ampliación de Paseo de la Reforma, hasta la entrada de esta nueva ciudad, la cual estaría identificada por las Torres de Satélite. Esta vía fue el pilar para conectar de forma eficiente al nuevo fraccionamiento con la ciudad capital.

No tardó mucho tiempo en observarse que, esta ciudad crecía de la mejor manera ya que justo se estaba poblando de personas principalmente de clase social media y media alta, llegando también profesionistas y artistas a radicar en esta zona.

 

Ciudad Satélite comenzó a ser eso, un satélite de atracción que unió a sus municipios vecinos como Atizapán de Zaragoza y Tlalnepantla de Baz, a través de varios fraccionamientos y colonias  que se fueron construyendo alrededor de este lugar, siendo Lomas Verdes, Echegaray, Santa Mónica, La Florida, San Lucas Tepetlacalco, Colonial Satélite, Santa Cruz del Monte, Jardines de Bellavista, Fuentes de Satélite, Jardines de Satélite y Bulevares, entre otras, zonas tan clásicas y populares en la zona.

 

Ante el éxito y crecimiento de la zona la vía rápida original que unía en un principio a Satélite con el Distrito Federal se convertiría en el actual Anillo Periférico.

 

Paralelo al Anillo Periférico en un largo tramo, corre lo que ahora se conoce como la Vía Gustavo Baz… que se ha convertido también en otra vía de vital importancia para conectar a las diferentes colonias, fraccionamientos e incluso municipios.

 

La construcción de nuevos desarrollos como Parque Satélite, que en estos momentos tiene una preventa de departamentos en la fase de la cuarta torre dentro de las cinco que tiene planeadas, hace que toda esta zona siga siendo atractiva para vivir en un lugar que, en épocas pasadas, se encontraba fuera de la ciudad. Con desarrollos como este, ahora la idea es “sentir” una sensación contraria, “vivir en la naturaleza y dejar fuera el bullicio de la ciudad”.

 

Esta es justamente la magia de Ciudad Satélite. Gracias a la visión de sus creadores, logró conectar esas dos partes de lo que ahora conocemos como la Zona de Ciudad Satélite, convirtiéndose en un lugar con crecimiento económico a la Ciudad Capital.

 

Mucho hay que decir sobre este lugar. Por ahora llegamos a este punto, donde la historia nos demuestra que no hay ideas descabelladas, sólo son grandes ideas.

read more

La evolución de la tela hasta nuestros días

Hablar de telas es hablar prácticamente de la historia del hombre. Por allá de la era neolítica se registran los primeros usos y telares que convertían la lana en telas. En el año 3000 a.C. la antigüa China ya fabricaba tejidos de seda. Los egipcios recurrieron al lino y al algodón. En México se recurrió a fibras sacadas y tratadas del maguey y también del algodón.

Telas

Ya para el siglo XIII, se desarrolla el arte de la tejeduría en Italia. En el siglo XIX, el estudioso y técnico mecánico Juan Bautista Mazzoni perfeccionó las máquinas de hilandería, encajando así a la nueva etapa de la era industrial. Gracias a este invento, más los que se anexaron, se desarrollan o perfeccionan las técnicas para obtener y trabajar las lanas vírgenes, cachemira, seda, lino, algodón, viscosa hasta las que ahora conocemos como las microfibras, telas sintéticas, etc.

¿Sabías que en esta misma pujanza de las nuevas máquinas y creación de telas, nace el jeans durante la fiebre del oro en los Estados Unidos?

Y a todo esto, ¿qué es la tela? La tela en sí es una lámina flexible que la componen muchos hilos y de acuerdo al tejido es el tipo de tela que se obtiene. Para lograr esta lámina es necesario tejer dos o más hilos, en donde uno estará de forma longitudinal y se conoce como trama, mientras que el segundo estará de forma transversal y se denomina urdimbre.

Con esta simple estructura se pueden crear diferentes tipos de tramas, que se logran diferenciar de acuerdo a su hilado creando así estructuras muy particulares. Por ejemplo, encontramos la trama del Tafetán y de aquí surgen telas como el cañamazo, chintz, voile, muselina, organdí o vichy.

Si hablamos de la sarga, aquí las telas que se obtienen son la gabardina, el denim o el tweed. Si hablamos de raso o satén, encontramos variedades en telas con una superficie brillante, como el crespón o crepé, rasete, raso de doble faz.

También se pueden crear tramas más complejas, como los tejidos de pelo, creando telas como la pana, el terciopelo, el rizo, o tramas de doble tela o tejido reversible, como el meltón o el velours. Dentro de esta gama de telas complejas se crean las que han llegado a representar incluso a ciertas culturas como los son los brocados, adamascado, piqué.

Y cuando se habla del tejido de punto, se refiere a cómo se conforma la trama la cual es por una serie de lazadas que van formando una malla o red que puede ser desde un solo hilo que se enlaza consigo mismo o se pueden lazar diferentes hilos. También se pueden generar telas creando un cruzamiento de dos o más series de hilos de la urdimbre, sin trama, como ciertos tules.

El arte de crear telas como notarás, ha evolucionado desde tiempos remotos, algunas con mayor éxito que otras. Ahora en el mundo de la moda y la gran necesidad de cubrir una enorme demanda, puedes encontrar una amplia variedad de telas de todo tipo y con diferentes texturas, composiciones, tramas y colores.

Esta industria da origen a su vez al desarrollo industrial de diferentes tipos de empresas, desde las especializadas hasta las que te ofrecen una gran variedad de ellas. Aquellas que solo venden al mayoreo o las que podemos visitar los minoristas.

Así empresas como Modatelas te ofrecen opciones para adquirir dentro de su catálogo aquellas telas adecuadas para crear nuestras propias confecciones.

read more

Mi primer cirugia plastica

Las cosas que tienes que saber antes de dar el paso a hacerte una cirugía plástica o estética son muy importantes, no quieras ahorrarte unos pesos y ponerte en manos de algún ignorante del tema que lo único que hará sera ponerte en riesgo, aquí te daremos toda la información que pudieras necesitar sobre el tema, ademas de ciertas cosas de moda y estilos para que una vez que ya hayas puesto tus implantes o hayas hecho algún cambio en tu persona lo presumas a todos.

-Toma tu tiempo con la decisión de operarte, es muy importante ya que al final del día es una cirugía y tiene sus riesgos, recuerda que es tu salud la mas importante.

-El anestesiologo si bien no es el doctor que hará la cirugía también necesita una certificación que lo avale, siempre pide una entrevista previa con el.

-Asegúrate que el quiromancia donde te hagan la intervención tenga todo el equipo que necesitas para un caso de emergencia real o un contratiempo.

-Ten en cuenta que los riesgos que toda operación pueden ser, mala cicatrización, infección, hemorragias, resultados estéticos no deseados y/o material olvidado dentro de tu cara.

Estetica

Testimonio:

“A la edad de 32 años tuve mi primer cirugía plástica, mi esposo insistía en que era muy delgada, yo por tratar de darle gusto empece a buscar algún lugar donde operarme los senos y el trasero, debo decir que no es tan sencillo como parece, necesitas alguien con experiencia así como un lugar deberás con mucho higiene para que no haya ninguna complicación.”

Michell Yaczon

read more